Skip to main content
VII Congreso Internacional AE-IC, Valencia 2020

Papers Proceedings »

¿Quién vigila a las vigilantes? La figura de la detective como narradora poco fiable en la ficción televisiva dramática contemporánea

Objetivos de la investigación La presente propuesta tiene como objetivo la exploración de la representación del punto de vista de la mujer a través del análisis de los recursos narrativos utilizados en algunas de las series policiacas contemporáneas más relevantes, que combinan la narración compleja con mujeres ¬–varias de ellas, detectives– trastornadas como protagonistas. En concreto, nuestro análisis narratológico se centra en la monitorización de la categoría de la cognoscibilidad aplicada a las protagonistas de varias de las más complejas ficciones policiacas contemporáneas: River (Abi Morgan, BBC One: 2015), Marcella (Hans Rosenfeldt y Nicola Larder, ITV: 2016-), Rellik (Harry Williams y Jack Williams, BBC One: 2017) y Liar (Harry Williams y Jack Williams, ITV: 2017-). Estado de la cuestión La representación de la mujer en la ficción televisiva contemporánea está bajo escrutinio. Movimientos sociales como el #MeToo y las masivas movilizaciones feministas tienen su correlato en el seno de la producción audiovisual de su tiempo. Sin embargo, las investigaciones provenientes desde los estudios en Comunicación suelen privilegiar diversos enfoques culturalistas que dejan al texto en un segundo plano. Hipótesis y metodología La ficción policiaca británica es rica en estos ejemplos, notables por la reincidencia en el tropo de la detective trastornada que, en última instancia, pone sobre la mesa el conflicto entre la normalización e integración de los enfermos mentales en la sociedad y la recurrente locución de Juvenal “Quis custodiet ipsos custodes?”. Para la monitorización de las maniobras de la narración en nuestros casos de estudio, empleamos tanto las categorías que definen un modo de narración (cognoscibilidad, autoconsciencia y comunicabilidad) según David Bordwell y la taxonomía de narradores y de niveles de narración propuesta por Edward Branigan. Así, apreciamos que la emergencia de las narradores-protagonistas poco fiables tiene en común el uso de una focalización interna profunda, aquejados de los más variados trastornos mentales, sobre los que la narración (altamente restrictiva y profunda) se apoya a la hora de divulgar información diegética. Resultados y conclusiones River, Rellik, Liar y Marcella se adscriben al modo de narración de la complex TV enunciada por Jason Mittell por su ambigua comunicabilidad y por cumplir generalmente con una cognoscibilidad altamente restringida en unos protagonistas focalizadores cuya subjetividad —condicionada normalmente por problemas mentales— es ofrecida merced a una alta profundidad. Su similitud con el modo de narración de las películas puzle propuesto por Warren Buckland es un hecho que habla por sí mismo de las fronteras creativas y de lo factible en la televisión comercial ante una problemática social de máxima urgencia. Estas ficciones complejas desafían el modelo de historia canónico de manera deliberada, conduciendo repetidamente a equívocos que invitan a los espectadores a reajustar sus esquemas, ya sean los propios referentes morales y éticos o los del modo de narración del audiovisual convencional.

Teresa Sorolla-Romero
Universitat Jaume I
España

Antonio Loriguillo-López
Universitat Jaume I
España

 

Política de Privacidad

Patrocinado por OpenConf®
Derechos de autor ©2002-2018 Zakon Group LLC